martes, 23 de julio de 2013

TARTA DE FRUTAS Y CREMA PASTELERA

¡¡Buenos días!!
Hoy ha salido nublado en Bilbao, ya se nos había olvidado lo que era jeje, aunque después del calor que ha hecho casi mejor un poquito de fresco. Sí, nos quejamos por todo, cuando llueve porque llueve, cuando hace calor porque hace calor... en fin, por todo... Y precisamente para esos días de calor esta tarta es perfecta. La hice para el cumpleaños de mi madre, una enamorada de la crema pastelera y realmente es muy rica, muy fresca, ideal para el verano. Además es muy sencilla de hacer y queda muy aparente. La receta es del blog La suma de los días. Ahí va:

TARTA DE FRUTAS Y CREMA PASTELERA
Para la base:
200 g de harina
100 g de mantequilla
1 huevo
50 g de azúcar

Para la crema:
2 huevos
1/2 litro de leche
120 g de azúcar
50 g de maicena
50 g de mantequilla
1 cucharadita de extracto de vainilla

Para la cobertura:
Frutas variadas
2 cucharadas soperas de azúcar
2 cucharadas de agua

Para la base, mezclar la harina con la mantequilla reblandecida con las manos hasta  obtener una mezcla grumosa.

Añadir el huevo y el azúcar y amasar.

Hacer una bola con la masa, envolverla en papel film y dejarla en la nevera al menos media hora.

Justo antes de sacar la masa poner a precalentar el horno a 180ºC.

Estirar la masa para forrar el molde, da igual que os de la sensación de que queda  finita porque aguanta mucho luego.

Meter al horno a 180ºC durante 10 minutos o hasta que esté un poco dorada la masa, tampoco mucho para que no se quede muy dura.

Por otro lado hacer la crema pastelera. Poner en un cazo casi toda la leche, reservar como medio vaso. También poner el azúcar y el extracto de vainilla. (Se podría usar vainilla natural, habría que sacarle las semillas, y después colarlo todo). Llevar a ebullición.

En otro recipiente poner los huevos, la maicena y la leche que habíamos reservado y mezclarlo todo hasta que esté homogéneo.

Cuando la leche haya hervido, sacarla del fuego y echarle poco a poco la mezcla de los huevos y revolver sin parar. Volver a poner en el fuego suave para que no se pegue y seguir revolviendo hasta que la crema espese.

Cuando tenga la consistencia que tiene la crema sacarla del fuego y aprovechando aún el calor echar en trocitos la mantequilla y disolverla bien. Es para espesar un poco más la crema y hacerla algo cremosa.

Una vez tibia extenderla por encima de la base de la tarta. Esperar a que se enfríe del todo mientras cortamos la fruta.

Puede ser cualquier fruta que os guste, yo tuve muy en cuenta los colores, para que contrasten unos con otros.

Colocar la fruta por encima y hacer un almíbar con el agua y el azúcar. Pintar las frutas con una brocha para que estén un poquito más dulces y brillantes.


Y esto es todo, de verdad riquísima. Animaos.
Un besazo

2 comentarios:

  1. Ya veo lo rica que está y que colorida queda.
    bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a que sí... a mí me encantó. Gracias y un besazo¡¡

      Eliminar