martes, 19 de febrero de 2013

BRIOCHE



¡Buenos días a todos! Y soleados en Bilbao, que se me hace hasta extraño ya... Hoy os traigo una receta de brioche, ese pan dulce tan rico con un poco de jamón de york y queso. Existen algunas recetas de brioche por ahí que son mucho más dulces, que es casi como un bollo, pero ese no es el auténtico brioche, en realidad es un pan dulce y es la receta que os traigo. La receta es del curso que estoy haciendo en ESAH. Hay que tener un poquito de paciencia porque, como con todas las masas que llevan levadura natural, hay que dejar levar etc... así que es mejor que empecéis a hacer el brioche el día anterior y lo metáis en el horno el día que lo queráis consumir. Pero tranquilos, os lo explico poco a poco sin problemas ok? Ahí va:
BRIOCHE

250 g de harina fuerte (de panadería) (más según vaya requiriendo la masa, unos 350-400 g)
5 g de sal
20 g de leche
25 g de azúcar
10 g de levadura de panadería
3 huevos
150 g de mantequilla a temperatura ambiente
un poco de nata con un huevo batido para pintar al final

En un bol meter la harina, el azúcar, la leche y la levadura de panadería desmenuzada un poco con los dedos. Después echar los huevos uno a uno y mezclarlo todo bien. Al final echar la sal. Amasarlo con el gancho de la amasadora y si no tenéis con las manos hasta que se quede una masa elástica, que la estiremos y tarde un poco en romperse.

Cuando la masa esté elástica poner la mantequilla a temperatura ambiente en un bol, grandecito, y encima poner la masa que hemos hecho cubriendo la mantequilla, pero sin mezclar. Dejar a temperatura ambiente cubierto por un trapo aproximadamente 2 horas o hasta que doble el volumen.

Después meter el bol entero cubierto de papel film en la nevera y dejarlo enfriando toda la noche.

Al día siguiente sacar la masa y mezclarlo todo, la mantequilla se habrá quedado dura y será más fácil de amasar. Hay que terminar por incorporar la mantequilla completamente a la masa en el amasado que hagamos.

Cortar las piezas como queramos hacerlo, en bolas, a lo largo... yo usé un molde de silicona alargado. Pero tened en cuenta que va a crecer bastante. Dejar fermentar cubierto junto a la calefacción o en un sitio de más calor y poner un bol con agua al lado para que haya más humedad. Dejarlo hasta que vuelva a doblar el volumen, yo lo dejé unas 4 horas, pero depende de cada ambiente.

Después mezclar el huevo con un chorrito de nata  líquida y pintar por encima del brioche con un pincel. Meter al horno a 180-200º C hasta que esté dorado y haya crecido. Sacarlo y dejarlo enfriar. Cuanto más caliente esté más se notará el sabor a mantequilla.


Y esto es todo, como veis es un poco laborioso pero no difícil, es cuestión de tener un poquito de paciencia nada más.
Espero que os haya gustado y un besazo a todos.


6 comentarios:

  1. Umm... tiene una pinta genial¡ ya me lo imagino con el jamoncito...

    Aunque en este caso no creo que pruebe a hacer la receta, ando un poco liada, me la apunto para otra ocasión¡

    Un besote

    http://cheekonchic.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. estaba muy rico!!
      uf, si estás liada mejor en otro momento porque la verdad es que hay que dedicarle tiempo y paciencia...
      un besazo guapa

      Eliminar
  2. Tiene una pinta deliciosa.
    Super esponjoso y rico para desayunar:)

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias!! con una buena mermelada también está muy rico.
      un besazooo

      Eliminar
  3. Que rico para desayunar y casero mejor.bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. casero del todo jeje... siempre mucho más rico ¿verdad?
      un besazo y graciaaass

      Eliminar